Cordero Lechal ¿Qué es? ¿Cómo cocinarlo?

El cordero lechal es un manjar de larga y arraigada tradición en España, nuestra gastronomía ofrece grandes platos alrededor de sus múltiples cortes y además, sus recetas simplemente requieren seguir los pasos, no tienen una mayor complicación.

¿Qué es el cordero lechal?

La carne del cordero lechal se considera un tipo de carne roja muy tierna, con escasa infiltración de grasa y que ofrece una textura suave y jugosa. El lechazo es la cría sin destetar de la oveja, con menos de un año, y su carne forma parte de algunas de las recetas más reconocidas de nuestra gastronomía, en especial en Castilla y León.

La carne de cordero es conocida por ser rica en proteínas de alto valor, vitaminas y minerales, también con un importante contenido de aminoácidos esenciales. Se trata de una carne rica en selenio y hierro, así como vitamina B12 y B3, sin embargo, se debe incorporar a la dieta de forma equilibrada ya que un consumo excesivo puede aumentar los niveles de colesterol.

¿Cuál es el precio del cordero lechal por Kg?

En plena tormenta de precios con la inflación disparada es una pregunta de difícil respuesta, sin embargo, a día de hoy el precio de cordero lechal se mueve entre los 23€/Kg por medio cordero, los 14€/Kg por la pierna de cordero y los 32€/Kg por las paletillas y chuletas.

Los precios del cordero lechal cambian todos los días así que te invitamos a visitar nuestra categoría de cordero y cabrito para comprobar el precio del corte que más te guste.

¿Cuánto tiene que pesar un cordero lechal?

Los corderos lechales son sacrificados a los 25 o 30 días de vida, y su peso ideal en ese periodo oscila entre los 8 y 10Kg. Ya abiertos, el peso del cordero lechal oscila entre los 5 y 6Kg. A diferencia de los lechales, el cordero recental se sacrifica entre los 45 y 100 días de edad, con un peso inferior a los 13Kg aproximadamente.

Por otro lado, los corderos pascuales se sacrifican con un peso que ronda entre los 23 y 26Kg.

¿Qué es mejor el cordero lechal o el cabrito?

Cordero lechal y cabrito son ambos cortes muy populares y sabrosos, mejor o peor dependerá de las preferencias de cada uno. Nuestra recomendación es que combines ambos para no quedarte siempre con el mismo corte de carne, aunque a continuación vamos a mencionarte las diferencias.

La principal diferencia entre el cordero lechal y el cabrito es la cantidad de grasa. Mientras que el cabrito cuenta con un 7% de grasa, el cordero tiene hasta un 10%. Inevitablemente la cantidad de grasa modifica el sabor de la carne, se puede decir que el cabrito es ligeramente más intenso en sabor que el cordero, sin embargo, dependerá también del animal del que procede la carne.

Cordero y cabrito son carnes que puedes comprar durante todo el año, pero si buscas el mejor corte, te recomendamos comprarlas a finales de invierno o principios de primavera, que es cuando las cabras que amamantan consumen los pastos más frescos.

¿Cuáles son los tipos de cordero lechal?

Cordero y cabrito se clasifican en grupos dependiendo de la edad del animal. Estas agrupaciones, que determinan también su calidad y sabor, se denominan cordero lechal, recental y pascual.

Los corderos lechales son alimentados únicamente con leche, consiguiendo de este modo una carne extra tierna y jugosa. El cordero lechal es sacrificado entre los 25 o 30 días de vida y su peso máximo suele ser de 10Kg.

El cordero recental es muy parecido al cordero lechal, sin embargo, su sacrificio es posterior, nunca pasando de los 100 días aproximadamente. Su peso también es algo superior llegando hasta los 13Kg.

En lo que refiere a los corderos pascuales, se alimentan de leche y pastos, algo que modifica la textura de la carne, siendo esta más magre y fibrosa. Su peso oscila los 23 y 26Kg y son los que se sacrifican más tarde, entre 4 meses y 1 año.

¿Qué es el sello IGP del cordero lechal?

Las siglas IGP significan Indicación Geográfica Protegida y son indicativas de que la carne de estos corderos ha nacido y se ha criado en una zona geográfica delimitada. En el caso del cordero lechal IGP de Castilla y León las razas del animal además deben ser autóctonas y se incluyen la Churra, Castellana y Ojalada.

Los lechazos IGP se caracterizan por una carne muy tierna y jugosa, con un sabor suave muy identificativo. Para identificar la carne de corderos lechales IGP se usa el siguiente sello:

Partes del cordero y cómo cocinar sus cortes

La carne de cordero es muy versátil y podemos preparar infinidad de recetas con ella. Sin embargo, las distintas partes del cordero se acostumbran a cocinar de distintas formas que revisaremos a continuación, de arriba a abajo e izquierda a derecha de la siguiente infografía:

Pierna de cordero: Se trata de las patas traseras, una carne más magra, sin embargo, al tratarse de cordero sigue siendo una carne jugosa y tierna. Simplemente es más magra que otras partes del cordero. La pierna de cordero es muy versátil en la cocina, pudiendo preparar recetas con chuletas o deshuesadas.

Chuletas de cordero: Se trata de una de las partes más demandadas. Encontramos las chuletas a lo largo del lomo y pueden ser de palo o de riñonada. Las chuletas se pueden degustar asadas o en la barbacoa.

Costillar de cordero: Se trata de la carne intercostal del animal, ideal para cocinarlas al horno o a la parrilla.

Falda de cordero: Esta es la carne pegada al abdomen y se caracteriza por su sabor intenso. La falda está muy presente en recetas de guisos o estofados.

Paletillas de cordero: Se trata de las patas delanteras del animal y son reconocidas como un auténtico manjar. Contienen poca carne, que está pegada al hueso, sin embargo, es de un sabor excelente e inconfundible. Algunas de sus recetas más populares son al horno a fuego lento.

Cuello del cordero: Su carne es tierna y jugosa y se utiliza de forma frecuente en guisos y estofados, aunque puede ser cocinada también a la parrilla.

Mollejas de cordero: Se trata de las glándulas de la tráquea, y nos brindan recetas suculentas al ajillo o bien recetas con distintas salsas.

Riñones de cordero: Se acostumbran a comer guisados, una reducción de vino les viene de maravilla.

Recetas con cordero lechal

A continuación os compartimos algunas de las mejores recetas de cordero para que las probéis en casa. ¡Son todas deliciosas!

Cordero lechal al horno con José Andrés

Receta de chuletas de cordero

Receta de mollejas de cordero

¿A quién no se le abre el apetito después de ver estas deliciosas recetas de cordero? Prueba el auténtico sabor del cordero lechal IGP o de nuestro cordero recental, no te arrepentirás.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.